domingo, octubre 23, 2016

Cómo tener cuentas en Japón

Muchos ya sabréis que en Japón lo que se lleva es pagar en metálico y que eso de pagar con tarjeta se reserva para grandes centros comerciales y poca cosa más. Además, la tarjeta de crédito en muchas ocasiones sólo te la dejan utilizar si ha sido expedida en Japón.

Sabiendo eso ya os podéis imaginar que el manejar dinero online no va a ser tarea fácil.

Hace ya casi 3 años que dejé Japón, pero como tengo el permiso de residencia permanente, y no sabía si me iba a adaptar a la vida en UK, dejé cuentas bancarias y otro tipo de cuentas abiertas en Japón. Voy a hacer un resumen de las diferentes complicaciones, por si alguien en la misma situación se esté planteando qué hacer.

Cuentas bancarias


Algunos bancos, como Mizuho, no permiten, o ponen muy difícil, el poder hacer transferencias a cuentas extranjeras online (外国送金). Sumitomo es uno de los bancos que lo permite, pero es muy importante hacer todos los trámites antes de abandonar Japón, porque te envían la documentación certificada a casa para confirmar tu dirección, ya que si no vives en Japón no está permitido hacer dichas transferencias.

En Sumitomo, expliqué la situación a una empleada y ya me avisó que haciendo el trámite en ese momento me serviría por un tiempo, pero que si me enviaban alguna carta certificada a casa y no la recibía, me bloquearían el acceso a tales transacciones. Efectivamente, a los 2 años aproximadamente me la bloquearon y ahora mismo no tengo acceso a mi dinero a no ser que vuelva a Japón.

Podría intentar cambiar la dirección a la casa de un amigo o de la familia de mi pareja (aunque correos ya me las reenvía a dicha dirección) pero la cartas certificadas las tengo que recibir en persona... De todos modos, para cambiar la dirección sólo te permiten hacerlo si te personas en el banco a hacer el trámite, y entonces te envían una carta a la nueva dirección que de nuevo debes recibir en persona... Tendría que hacer una escapada de un mes a Japón para tanto lío.


PayPal Japan


De manera similar, PayPal decidió cambiar las condiciones en algún momento y bloqueó los recibos de pagos a mi cuenta hasta que recibiera en mi casa una carta certificada para confirmar mi dirección. Decidí cerrar dicha cuenta.


Tarjetas de crédito


La tarjeta de crédito es algo más flexible porque puedes cambiar la dirección y el teléfono directamente desde la página web, aunque evidentemente te piden dirección y teléfono japoneses. Luego, para hacer cualquier operación absurda como cambiar los puntos que llevas acumulados por regalos o por millas, te piden que llames a un teléfono desde tu número japonés para confirmar (o sea, que le tienes que pedir a un amigo que llame por ti, en el mismo momento que intentas hacer el trámite...)

Actualización: Han cambiado el sistema y ahora cuando cambias el número de teléfono en la web, te envían una postal a tu dirección japonesa para que la devuelvas firmada y confirmar... bufff....

Acciones


Tengo unas pocas acciones en Nomura pero no he conseguido cambiar la dirección a través de su página web. Aún así, gracias a la redirección de correos, me llegan las cartas a casa de mi pareja. Una vez al año te envían un pago de intereses que tienes que ir a cobrar en persona a una oficina de correos, en el plazo de una semana. Evidentemente imposible en mi caso. No he conseguido configurar la cuenta para que me envíen los pagos directamente a la cuenta bancaria. Además, parece que me han bloqueado el acceso a la cuenta online por algún motivo, porque ya no me deja entrar aunque estoy seguro de que el password es correcto. En estos casos, tienes que llamar directamente (horario de atención en Japón) porque no tienen opción de resetear el password online... Y espérate que no haya problemas llamando desde una cuenta de Skype.

Actualización: justo actualizaron el sistema a los pocos días de este post, y ahora es posible resetear el password desde la página web.

Impuestos, pensiones y demás


En Japón pagas tus impuesto al año siguiente de haber tenido ingresos. Eso quiere decir que al año después de irme de Japón me empezaron a llegar cartas para que pagara mis impuestos, y como no estaba allí, me empezaron a cargar con intereses y a enviarme más cartas periódicamente. Hasta que me enteré, ya subía a un pico.

Llamé desde aquí y lo pude solucionar. Les expliqué mi frustración con el tema, porque antes de dejar Japón hice lo que hacen los japoneses, ir al ayuntamiento (区役所) y tramitar mi salida (留守届け o como se diga). Básicamente, los japoneses o los que tenemos el permiso de residencia permanente, tenemos que informar que no vamos a vivir en Japón por un tiempo, para dejar de pagar la pensión e impuestos. Saldé el último mes de pensión y de seguridad social, pero no me avisaron de que al año me iban a pedir esos impuestos. El problema es que hay una desconexión bastante importante entre los diferentes organismos gubernamentales. Se disculparon y me perdonaron los intereses, a condición de que pagara los impuestos. Hice un ingreso online (el 振込 online sí que funciona, lo que ya no me dejan hacer online son envíos al extranjero) y fin de la historia (sé que muchos se hacen los locos y no pagan, pero yo no quiero que al volver me busquen por moroso...).


Correos


Acerca del servicio de redirección de correos, puede que sepáis que sólo sirve durante un año (es gratuito, no como en UK), pero al año siguiente podéis pagar para que os sigan redireccionando el correo. Se lo podéis pedir a alguien que viva allí que lo haga. Lo tenéis que renovar cada año.




En fin, muchos dolores de cabeza que me hacen plantear si no sería más fácil cerrar todas las cuentas y fin de la historia, pero creo que cerrarlas va a ser también un dolor de cabeza. Seguramente tendré que ir en persona para cerrarlas, evidentemente... Y a ver que es lo que me cuentan.

Seguramente en otros países hay dificultades similares. Pero por el momento creo que en UK es más fácil gestionar tu dinero online. Podéis dejar en los comentarios vuestras experiencias.


ではでは〜

No hay comentarios: